domenica 22 febbraio 2009

"Los paisajes" de la obra de Claudio Tomassini















(Por Nury Arcia)


Claudio Tomassini es un artista plástico argentino que después de visitar mi espacio dejó su cordial invito para que fuese a dar una “ojeada” al suyo: www.claudiotomassini.blogspot.com, así que como periodista y mujer hacen una combinación explosiva de curiosidad, hace días lo visito gracias a esta increíble posibilidad que nos da Internet de viajar sin movernos de la sala de nuestras casas.

He contemplado su obra, enfatizo que uso este término y no “mirar” porque me he detenido delante de sus pinturas y aunque no soy una especialista en la materia, ésto quiero que quede bien claro, sólo me considero una apasionada de las manifestaciones artísticas y del buen arte, Claudio Tomassini es un artista de “no perder de vista”.

No sólo pinta por vocación y las posibilidades técnicas que le dan los años de estudios, el sentimiento que agudiza su obra y que transpira de sus telas caracteriza la mayoría de sus cuadros. La simbiosis autor-color-expresión que se manifiesta en sus pinturas como en la serie Paisaje Interior deja entrever una cromática armonía con el ”yo interior” del artistas, sus emociones, vivencias y puntos de vistas.

Pero lo que me resulta significativo de su muestra es la posibilidad de Tomassini de cambiar de piel y siempre presentarnos nuevas iniciativas; sus pinturas no se encasillan en un estilo único que a muchos pintores les agota las posibilidades creativas y los hace repetirse en el tiempo. Siempre tiene algo nuevo que decir, que contar, nuevas técnicas que explorar y presentar en sus cuadros.

Pero de todo lo visto la serie El beso ha atrapado mi atención, el artista abandona “el color”, una de las técnicas expresivas más significativa de su obra, para presentarnos un boceto donde la boca punto central de su atención como parte vital del hombre es el objeto, la imagen que nos hace cómplice de una reflexión, la boca que ama, que adjudica, exige, pregunta y responde, aquella parte de nuestro cuerpo que es capaz de abandonarnos y hacernos sentir inseguros, que apela y grita, comunica y lacera.

Es en esta serie donde el argentino alcanza la madurez de su arte, no necesita del azul, el rojo, el verde ni de otras gamas de colores para declarar sus intenciones, sólo basta el blanco del fondo, el negro del trazado de su diseño y el sujeto que no es aquel de siempre: paisaje, rostro, naturaleza muerta, flor o cuerpo. Tal habilidad técnica es el fruto del trabajo paciente y un dote creativo que coinciden y favorecen el andar hacia delante por un camino donde el autor extrae de su experiencia de vida una energía que utiliza sabiamente creando para él y para otros algo de verdaderamente bello.



2 commenti:

  1. Gracias por visitar mi blog y gracias por tus bellas palabras sobre mi obra te he agradecido tambien en mi blog tu gentileza siempre es bueno que al artista lo mimen.

    Cordialmente, Claudio Tomassini

    RispondiElimina
  2. Excelente trabajo...una vida dedicada al arte y para el arte..
    saludos

    RispondiElimina